domingo, 21 de septiembre de 2008

LAS VÍRGENES SUICIDAS (Sofía Coppola, 1999)

"TODO SE ENCUENTRA BIEN EN LOS SUBURBIOS"

Sofía Coppola tuvo dos opciones al nacer... Recostarse a tomar un trago y que un mayordomo de papá Francis la abanique por el resto de su vida o salir a abrirse su propio camino en el mundo del cine. Para suerte nuestra, la hija menor del director de El Padrino se convirtió, a mi parecer, en el miembro más interesante de la dinastía Coppola... sus tres películas hasta la fecha no son para nada caprichos pagados con la plata de papi, sino verdaderas obras de arte que la convirtieron en una de las pocas directoras de culto de la nueva generación.

Su opera prima, basada en el libro homónimo de Jeffrey Eugenides, Las Vírgenes Sucidas, es casi como una pintura en movimiento...Los colores, los rostros, la música, los movimientos y los planos son pinceladas del paso de las estaciones, la opresión, el final de la inocencia y, por sobre todas las cosas, de la adolescencia. La película crea un magistral ritmo que nos lleva de la niñez a la juventud y de la juventud a la adultez, desde la mirada de un grupo de chicos obsesionados con las 5 hermanas Lisbon, símbolo del deseo, de la perfección, de lo prohibido.

Mary, Cecilia, Therese, Bonnie y Lux viven con sus padres en los suburbios de los años '70. Educadas bajo un extremo ultracatolicismo, las cinco hermanas tienen una existencia aparentemente feliz en su inocencia, casi sin contacto con el sexo opuesto. La más pequeña, Cecilia, es la única que exterioriza todo lo que pasa por su cabeza, y hasta parece ser la que mejor comprende la situación, llevándola a trágicos resultados. Por su parte, Lux (interpretada por una celestial Kristen Dunst), la más rebelde de las 5, busca escapar de la opresión hogareña y comienza a descubrir nuevas experiencias de la mano de Trip Fontaine, el winner del colegio (papel de Josh Hartnett, el de 40 días y 40 noches). Poco a poco, la película nos va acercando con las luces, las sombras, pequeños detalles y analogías (prestar atención a la situación de los árboles contaminados y el afán de las chicas por defender lo inevitable), al inminente final que tanto el título, el narrador y el clima advierten, pero que, llegado el momento, nos conmueve y nos perturba terriblemente. Los chicos jamás, ni aún crecidos, lograrán entender la escencia que motiva a estos cinco ángeles, como nadie jamás logrará encajar perfectamente las piezas que forman la escencia de la adolescencia.

Una vez más una ópera prima brillante, un guión exquisito, una fotografía opresiva, unas actuaciones para aplaudir de pie, una selecta banda sonora y la más emocionante e hipnótica música original a cargo de Air. El resultado: ¿una de las mejores películas de fines del Siglo XX? ¿una crítica al way of life norteamericano? ¿un film de culto? Todo eso y más!

MIRÁ QUIÉN VINO: Los mayores aplausos se los llevan James "Shark" Woods y Kathleen Turner, como los padres de las hermanas Lisbon, y Kristen "Mary Jane" Dunst, que también actuó en María Antonieta, otra magnífica película de Sofía Coppola. Danny DeVito tiene un cameo como el Dr. Horniker, quien atiende a la pequeña Cecilia.

IMPORTANTE: Tiene que ser vista con tiempo, no por su duración, sino por su intensidad. Hay que mirarla atentamente para enfocarse, entrar en (y mantener) su clima, ya que, si se altera, se pierde con él un gran porcentaje de la película.

ADVERTENCIA: Su mirada. A diferencia de otras que también cuentan con ella, es MUY difícil ver esta película y no terminar completamente enamorado de Kristen Dunst. Es prácticamente imposible evitarlo, así que no se resistan a su mirada.

QUÉ BIEN: El clima!, el casting (los actores son inmejorables), Air, la fotografía a cargo de Edward Lachman (el mismo de Ken Park y I'm Not There), la belleza etérea de las hermanas Lisbon,  Air (¿ya lo dije?)

QUÉ MAL: Hay gente que dice que esta película está sobrevalorada. Sabés que está sobrevalorada? Tu *$%&"/#!=$&

QUÉ DUDOSO: Que después de esta primera película, nuestra amiga Sofía no se haya dormido en los laureles y haya hecho dos películas más (María Antonieta y Perdidos en Tokio)...UNA MEJOR QUE LA OTRA! Por eso es una de mis directoras favoritas.

Las Vírgenes Suicidas: emocionante, perturbadora, impecable!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno, ya que no se puede hacer otro tipo de comentario que no sea referido al film en cuestion...te puedo decir que cuando la vea, muy pronto algo voy a mencionar.

pepperina. dijo...

"Una celestial Kristen Dunst", frases así conformaron una genial crítica, capáz de bajarte la película al telón de los ojos (faaaa), una crítica a la crítica que me pareció excelente.
La película? una joyita impresionista diría si supiera algo de pintura, como no lo sé: un deleite a los sentidos.
Una película genial, tal vez un poco lenta pero que vale cada centésimo que por casualidad llegue a parecer demás.
Un gusto pasar por aquí, aunque la niña Sofía no sea santo de mi devoción y la primera impresión que me dio fue la descripta en el primer párrafo.
Sin más un abrazo amigo, amigo.

Anónimo dijo...

IMPORTANTE: Tiene que ser vista con tiempo y sin ganas de suicidarse, sabiendo q la vida es hermosa.
o no...

primer arte dijo...

Cordial saludo,

Debido al nombre que usted ha registrado en su cuenta de blogger, le solicito formalmente cambiar dicho nombre, debido a que nuestra MARCA REGISTRADA "Primer Arte® S.A.S." se encuentra vigente y por tanto usted está viloando los derechos reservados del dominio "CopyRights".
Le sugiero que se evite un proceso Jurídico.

Recuerde que las artes clásicas tienen un orden:
* El primero es la arquitectura.
* El segundo es la danza.
* El tercero es la escultura.
* El cuarto es la música.
* El quinto es la pintura.
* El sexto es la poesía (y literatura en general).
* El séptimo es la cinematografía.
* El octavo es la fotografía.
* El noveno es la historieta.


Cordialmente,
JORGE ALEXANDER ORJUELA
GERENTE
PRIMER ARTE® S.A.S.
"Arquitectura del Presente para su Futuro"